Skip to content

La lotería de los penaltis

julio 3, 2016

loteriapenaltis3

Entre la reducida prensa deportiva “seria” se ha iniciado una necesaria cruzada contra los tópicos futbolísticos que incluye la abolición de expresiones como “la lotería de los penaltis”. Argumentan que es una frase repetida hasta la náusea y que, además, es falsa. Las tandas desde los once metros que deciden eliminatorias no se ganan o pierden por suerte, dicen. En INFORME de FÚTBOL con nuestro habitual enfoque estadístico, reflexionamos en una dirección diferente.

Si observamos los datos, los penaltis tienen muchísimo de azar. Empecemos por cualquier pena máxima que se pite durante el tiempo reglamentario. Teniendo en cuenta que se marcan aproximadamente tres de cada cuatro lanzamientos desde los once metros, cualquier jugador que cometa una falta dentro del área está ofreciendo al rival una probabilidad del 75% de marcar gol cuando rara vez se generan esas opciones en juego. Poquísimos tiros en un encuentro (en un campeonato entero incluso) van a tener una expectativa de gol tan alta. Lo pueden cambiar todo, ofrecen un gol a un equipo que quizás no ha hecho ningún mérito. Ningún deporte permite una situación con probabilidades e influencias tan marcadas, no digamos si el penal va acompañado de expulsión.

Nadie habla de azar en esos casos pero ¿cuántas faltas en el área son dudosas?, ¿cuántas veces se equivoca el árbitro?, ¿cuántas veces se comete un agarrón ante un posible remate de cabeza en un córner que en prácticamente ningún caso se acercaría al 50% de expectativa de gol?

El tópico de la lotería aparece sólo cuando, tras una eliminatoria, el empate permanece. El pase de ronda o un título puede decidirse desde el punto de penalti. Y hablamos de millones de euros, de puestos de trabajo, de literaturas de éxitos o fracasos. Muchas de esas historias se empiezan a decidir desde el sorteo, pues lanzar primero ofrece una posibilidad de victoria del 60%. Una moneda lo decide antes de empezar los disparos. Es un momento crucial, es puro azar, que, sin embargo, muchos equipos desprecian.

Esto de lanzar primero no es una novedad, la primera referencia que recuerdo está en el libro “Soccernomics” (2009) de Simon Kuper y Stefan Szymanski, texto que conocí poco después gracias a que Javier Aguirre lo recomendó en una entrevista. Mucho se ha escrito desde entonces sobre el tema y se ha profundizado más pero el hecho es indiscutible. Si ganas el sorteo de la tanda y decides lanzar segundo le estás dando más boletos para el premio gordo a tu rival. La presión de lanzar segundo, muchas veces necesitando el gol para no quedar eliminado y marcado de por vida es muy pesada para el futbolista. Resulta inconcebible que algún capitán deseche la opción de empezar tirando, pero pasa a menudo. Lo hemos visto varias veces en esta Eurocopa 2016, en el pasado Mundial lo hizo Chile contra Brasil y quedó eliminado y el ya consabido caso del Atlético de Madrid ofreciendo ventaja al Real Madrid en la última final de la Champions, por si no tenían suficientes títulos sus vecinos.

No está todo perdido, sin embargo, cuando la moneda no te corresponde. Un 40% no son pocas opciones y un equipo que haya estudiado y trabajado bien las tandas de penaltis pueden hacer que el azar gire a su favor e iguale la contienda. La psicología es fundamental y se puede trabajar desde muchos puntos de vista, pero influyen más cosas como la preparación, saber cómo lanzar los penaltis, elegir a los lanzadores, su orden, analizar a porteros y jugadores rivales e incluso decisiones tácticas como cambiar de portero o meter a un lanzador específico son ideas muy útiles que pueden cambiar la suerte de los penaltis. Tras el lamentable lanzamiento de Zaza (video), que saltó al campo sólo al final para lanzar contra Alemania, muchos cuestionarán la decisión de Conte pero el error, en todo caso, estuvo en no haberle dado algún minuto de juego más para entrar en “calor”.

Acabar con la lotería

Existen varias teorías para intentar que partidos tan importantes no se decidan desde los once metros o que, al menos, no se empiecen a decidir con un moneda que gira en el aire. Por ejemplo, se podrían lanzar los penaltis en otro orden, como si de un tie break de tenis se tratase. El equipo ganador del sorteo lanzaría el primer penalti y luego se lanzarían de dos en dos. Otra teoría complementaria recomienda lanzar los penaltis antes de que se juegue la prórroga. Desde luego, nos ofrecerían 30 minutos con equipos agotados, uno de ellos con una necesidad imperiosa de atacar. La vuelta del gol de oro, que fracasó pues fomentó prórrogas aún más aburridas, o el partido de desempate, una complicación logística y de calendario, creo que quedan descartadas.

Por lo tanto, los penaltis tienen mucho de lotería, aunque los narradores de televisión desconozcan cuánto, pero se pueden trabajar y cambiar las reglas para que la probabilidad de ganar se aumente para nuestro equipo.

informefut@gmail.com

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: